android como lector de ebooks

Qué necesitas:

  • Un teléfono o cualquier otro cacharro con Android.
  • Descargar desde el android market Aldiko. Existe una versión gratuita y una de pago. Prueba la gratuita y si consideras que la aplicación lo vale, paga por la versión Premium. Creo que no existen diferencias entre ambas.

Aldiko es una de las aplicaciones más destacadas del android market. Permite acceder a repositorios gratuitos de libros así como a editoriales para los de pago. Como lector, se hace bastante cómodo aunque debes tener un terminal con pantalla grande (Nexus One, Desire…) para que la lectura no se convierta en una tortura. Si bien se puede ajustar el brillo para evitar el picor de ojos tras leer mucho tiempo, está claro que el cansancio llega mucho antes que cuando se utiliza un lector de tinta electrónica.

httpv://www.youtube.com/watch?v=Iratn-Vu8HU

Aldiko funcionando…

Bien, ya puedo leer ebooks pero… ¿de dónde demonios los saco? Después de leer varias webs en que explican el jaleo descomunal que existe con los formatos de libros electrónicos, queda claro que es necesario un conversor. Yo he encontrado calibre que tiene versión en Linux, Mac y Windows y en ubunte se instala con un insultantemente simple:

sudo apt-get install calibre

Lo que me ha gustado de calibre:

  • Convierte prácticamente cualquier formato de entrada en casi cualquier formato de salida. Como indican en su web:
    • Input Formats: CBZ, CBR, CBC, CHM, EPUB, FB2, HTML, LIT, LRF, MOBI, ODT, PDF, PRC**, PDB, PML, RB, RTF, TCR, TXT
    • Output Formats: EPUB, FB2, OEB, LIT, LRF, MOBI, PDB, PML, RB, PDF, TCR, TXT
  • Se integra con un montón de cacharros.

Como nota negativa, aunque me da que es más tema de formatos que de problemas con la aplicación es que la conversión de PDF a otro formato es complicada. Para hacer pruebas he estado utilizando varios PDF convirtiéndolos a EPUB y Aldiko los importa perfectamente. No quedan mal, se leen razonablemente bien (con el lector de Adobe es imposible), pero no están perfectos.

Sin olvidar que leer de una pantalla retroiluminada es un martirio, sobretodo a última hora del día, Aldiko puede sacarte de un apuro para que un viaje en metro o donde no haya cobertura sea algo más ameno. Es una aplicación que está bien pensada y se hace muy cómoda de utilizar, pero, como es natural, no puede competir con cualquier lector de tinta electrónica.