sin publicidad

Hace poco me llegó una notificación de google indicando que había llegado al mínimo para que me ingresaran las migajas que me da la publicidad del blog. Me ha servido para tomar la decisión de eliminar la publicidad principalmente por dos razones:

  • La cantidad que recibo es ridícula. Sí, el número de visitas también lo es, y las tasas de conversión deben ser de risa. Pero para unos centimillos no compensa.
  • El tamaño de los banners rompe el responsive design del tema que utilizo. Esto es especialmente grave, ya que la web se ve mal desde el móvil y supongo que desde las tablets.