primer día de entrenamiento por intervalos

Cualquiera de las herramientas que ya comentamos, permiten definir entrenamientos por intervalos. Se trata de definir intervalos de tiempo o de distancia en los que tenemos que ir a un ritmo determinado, normalmente alternando ritmo rápido o más tranquilo. La aplicación que utilices, te va avisando de lo que toca cada vez y te indica si estás yendo más rápido o más despacio que lo que te habías marcado. Yo utilizo runtastic, y la voz es español que tiene va con un acentazo alemán insoportable: vas demasiado despacio, tienes que acelerrrrrarrrr…

Lo cierto es que me ha gustado la experiencia. Planifiqué una sesión de 40 minutos con intervalos de 5 minutos a ritmo rápido (para mi nivel) y más tranquilo. Los 5 minutos a ritmo rápido se hacen eternos (sobre todo el último minuto) mientras que los de recuperación, duran un suspiro. Además, es interesante ver las variaciones en el ritmo cardíaco y la velocidad que  puedes llegar a alcanzar en los intervalos rápidos.

Hasta ahora, venía corriendo entre 7 y 10 km a un ritmo continuo, y algunas veces al terminar tenía la sensación de que podía haber apretado un poco más. Creo que este tipo de entrenamiento sirve para conocerte mejor, para saber qué ritmo puedes mantener durante cuánto tiempo y para aprender a correr más rápido sin pensar en que desfallecerás poco después.

Probaré ahora cambiando el tipo de intervalo, en lugar de por ritmo, por distancia (uno o dos km cada intervalo) y en función de cómo vaya iré refinando la duración y la definición de lento o rápido. Alternando con las sesiones habituales, creo que es una buena manera para mejorar tiempos y aumentar la distancia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *