las cuentas de la lechera

Hace 7 meses me pasé a pepephone. Antes tenía Orange, una tarifa de esas delfín no sé cuanto por la que venía a pagar 45€ al mes. Con pepephone estoy pagando 15 con servicios similares (las dos cantidades van con IVA).

Esta historia viene a cuento de si sale mejor que una operadora te subvencione un móvil o es mejor comprarlo libre y ser cliente de una low cost. Normalmente, si preguntas a alguien con una operadora tradicional te dice que es mejor que te lo subvencionen y los que están con OMVs baratos dice que dónde va a parar, que mejor comprar un móvil libre (desembolsando la talegada) y pagar poco mes a mes.

Bueno, yo he echado mis cuentas. Nada científico ni nada demasiado elaborado, que ni tengo tiempo ni me apetece:

  • Voy a coger para esto un Samsung Galaxy 3 que en Amazon anda por los 550€.
  • Vodafone (por ejemplo) lo ofrece con una tarifa de 40€ mes a 209€ con 24 meses de permanencia. Con portabilidad.
  • Imaginemos que yo consumo sólo esos 40€. Si mi consumo real con pepephone es de 15€, todos los meses se irían 25€ al teléfono.
  • 25€ al mes por 24 meses de permanencia son 600€. A eso hay que sumarle los 209€ iniciales, lo que da unos 810€.
  • Es decir, que si quedo con pepephone y pago los 550 a tocateja:
    • Me ahorro 260€.
    • Tengo un móvil libre.
    • Si pepephone me toca los cojones me voy, no soy un cliente cautivo.
  • Por ejemplo, con el nuevo iPhone5 que parece que costará unos 680€, si las condiciones fueran las mismas que con el Samsung Galaxy, aún saldría ganando unos 130€.

En mi caso, por mi consumo , la opción de pepephone me resulta mucho más beneficiosa. Es cierto que soltar los pastizales que cuestan los móviles es muy doloroso y no está al alcance de todo el mundo, pero a la larga, dejar que la operadora nos lo subvencione en cómodos plazos, sale caro. Tampoco es mala idea ver los sitios en que financian la compra sin intereses (como el Corte Inglés, aunque imagino que habrá más), y nos ahorramos pagar el peaje al movistar de turno.

Un pensamiento en “las cuentas de la lechera

  1. Pingback: con los mapas de apple… | diario de un tipo entrañable

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *