historias matutinas

Esto es un correo de Fer, mi compañero de piso enviado para alegrarnos la mañana:

Una ducha es una ducha, sí, pero NO.

Cada ducha es distinta y única. Ayer estaba limpiando la ducha del piso viejo y el agua salía uniforme, con fuerza, no se cortaba (debe ser algo así como conducir un Ferrari). Si la comparaba con nuestra nueva ducha, las diferencias saltan a la vista. No se a vosotros, pero ducharme en el piso nuevo cada día es una aventura. Aunque tambien, afortunadamente, cada día sufro menos:

Lunes por la mañana. Le doy al agua caliente; no está caliente, está a punto de hervir. Abro el agua fría. Calculo mal y se enfría demasiado. Después de dos minutos calibrando, llego a la temperatura pseudo-ideal (Demasiado caliente). Me meto en la ducha. Casi le pego un cabezado a la alcachofa de la ducha. Eso me hace pensar en quien ostias vivía antes en nuestra casa – seguramente unos pigneos folladores (lo de folladores lo digo por el condón encontrado en un cajón de mi habitación). Me enjabono. Me pongo casi en cuclillas y me meto debajo de la ducha para quitarme el jabón. Se me enfría el agua -empiezo a dar saltos como un gilipollas, el agua fría jode mucho-. Termino quitándome el jabón despacito y con la mano. Acabo de ducharme.
Martes por la mañana. Me despierto a la misma hora y con la esperanza de cogerle el truco a la ducha. Abro el grifo. Sigue saliendo igual de hirviente. Y se vuelve a llenar de vaho todo en medio segundo. Me sigo cagando el todo. Al menos el perro ya no ladra. Abro el grifo de agua fría. El agua se enfría. Se enfría demasiado. Pero me armo de valor y me meto dentro. Consigo que el agua vuelva a salir a una temperatura pseudo-ideal (aunque demasiado fría). Me enjabono. Me dispongo a aclararme y , ohhh gloria divina,
ohhh venturosa providencia, ohhh destino agraciado, me doy cuen -jarrrrr-  que se puede subir y bajar la ducha para no tener que agacharme. Los bajitos no lo entenderéis, pero es un lujo no tener que ducharse en un constante crujir de rodillas. Salgo de la ducha con una media sonrisa estúpida. Al menos la ducha no es tan mala como parecía. Sigue pendiente el tema del agua asesina

Miércoles por la mañana(osea hoy). Me levanto a la misma hora que los demás días. Simplemente porque el tiempo de ducha es variable -depende de la cantidad de tiempo estúpido que pierda calibrando la temperatura-. Abro el grifo de agua caliente. Misma temperatura del averno, mismo humillo empañador. Tras dos minutos, de nuevo la providencia se apodera de mí y se me enciende la bombilla. Me pongo el albornoz de nuevo -Diosss que fría está la casa por las mañanas-. Me voy a la cocina. Abro el armario del calentador y bajo la temperatura del agua. Vuelvo a la ducha y ohhhhhh, la temperatura ha disminuído -sorprendente cuanto menos, que yo ya no me fío de ningún instrumento de la casa(y si no que se lo digan a la colada de pelón que le devolvió la lavadora-. Bajo mi asombro, me ducho de un tirón. Con la temperatura ideal. Sin tener que dar saltitos en la ducha porque me abrase las plantas de los pies o porque me las hiele. Y sin tener que escuchar los huesos de mis rodillas crujir cuando me agacho para meterme debajo de la alcachofa. En fin, un pequeño lujo de nuestra nueva y entrañable casa.

Ésto me hace ser más positivo. Cada día mejor :-)
Que tengáis un buen día!!

6 pensamientos en “historias matutinas

  1. Me satisface enormemente hayas dado con la solcuón.

    Perder los 5 primeros minutos de consciencia de cada día simulando ser un alquimista con los grifos de la ducha no era una buena idea.

    Para mí, lo peor era tocar el grifo de agua caliente después de que el magma del núcleo terrestre hubiera pasado por él.

  2. Jajaja
    Fer desde que trabaja en cuatro tiene dejes de monologuista…jajaja
    Con las gafas pasta y todo :)
    Me he reido un rato con estas entrañables historias y he sonreido más con que esto te haga ser optimista mi niño!!! que orgulloso estoy…jajaja

  3. Morris, hay que ser positivo siempre y relativizar todo. Y sobre todo, aplicar ese dicho de…”El sol siempre sale por la mañana”. Por muy mal que vaya todo, el mundo no se para
    (que profundo me he vuelto, no?)

  4. Qué grande! Entrañable a la par que divertidísimo!! Estoy llorando de la ofi…
    No sé si más positiva despues de leerlo, pero sí que sigo currando con mucha mejor cara.
    Un besazo :*

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>