poniendo música

Cosas que pasan, por casualidades y azares de la vida me vi poniendo la música en un bar. No me pude resistir claro, y puse Calle Melancolía. Notaba la mirada de odio del camarero y un ligero pitar de oídos pero que me quitasen lo bailao. Cuando pudo terminar de tirar la caña que le ocupaba, el camarero se acercó para decirme: Pon algo menos místico… Dicho y hecho, puse el Chiki Chiki y el bar estalló en una explosión de júbilo y frenesí.

30052008250

Yeah, yeah, yeah!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *